And the Oscar goes to… ‘thrillers’ con emociones fuertes en las pantallas, no en las cuentas

Los Oscars marcan un hito anual que reclama atencin. Una fecha sealada en el calendario. Un fogonazo que nos acerca a las estrellas que, durante el ao, hemos visto solo interpretando personajes. Un instante que nos acerca a la magia del cine.

El pasado 24 de marzo, tuvo lugar un acto en el que se anunciaba el «Plan de impulso al sector audiovisual». El plan que, literalmente, pretende convertir a Espaa en el Hub Audiovisual de Europa. Un plan dotado con 1.603 millones de euros a lo largo del periodo 2021-2025.

Sus objetivos son que Espaa sea un pas lder en la produccin audiovisual fomentando atraccin de producciones internacionales y acrecentar las locales (se habla de un incremento del 30% para 2025). En definitiva, ser un foco talento. Crear cultura. Generar turismo. Enarbolar pas.

Y para ser foco de talento, hay que hacerle «cantera» y cuidarlo. Lo mismo que si quieres atraer turistas, vamos: tratarlos bien, para que quieran venir y todo eso. No soy escptico con nuestra capacidad de crear y cuidar el arte, al contrario. Creo mucho en el talento de la tierra. Recordemos que, en el trnsito del siglo XVI al XVII, en el barrio de las Letras, llegaron a convivir en pocas callejuelas gente como Lope de Vega, Cervantes, Quevedo, Gngora… Eso es arracimar talento y lo dems son tonteras. Puede que formaran el primer clster literario de la Historia. Y, aunque algunos entre ellos se llevaran a matar, eso no hizo sino afilar sus plumas. Demostraron que la concentracin artstica no suma, sino que multiplica. Quiz hayamos de buscar eso aqu y ahora. Multiplicar.

Al hacer un anlisis DAFO de pros y contras para llegar a ese objetivo, el Gobierno marca como fortaleza los incentivos fiscales asociados a las producciones audiovisuales y la seguridad que se les est dando a los mismos. Dice expresamente el documento que se apoyarn en «acciones de refuerzo de la certidumbre sobre la aplicacin de los incentivos fiscales». Y es verdad que a lo largo de estos ltimos aos hemos vivido unos sucesivos pasos hacia la estabilidad necesaria. Y lo es tambin, para tranquilidad de los contribuyentes, que el fomento de estos incentivos audiovisuales es algo pacfico (quiz lo nico) entre las fuerzas polticas de uno y otro signo. Todos ven -todos vemos- lo que nos jugamos aqu, ante un boom del mbito audiovisual en el ocio mundial, de tanta magnitud que no por esperado deja de sorprender.

Pero no sabemos si todo lo que se ha dicho y anunciado es suficiente: esta declaracin de intenciones, no puede quedarse en una mera intencin. La estabilidad es tan necesaria para el sector audiovisual como la libertad creativa lo es para la inspiracin. El arte no tiene lmites: pero las reglas de juego del sector, s han de tenerlos. Claros, concisos, concretos.

Sabemos que ahora, para aprovechar el incentivo fiscal, no es siempre necesaria una Agrupacin de Inters Econmico (AIE). Ahora puede obtenerse el incentivo de una manera ms sencilla, va financiacin. Bien. Pero dentro de la nueva regulacin, existen dudas tcnicas que han de fijarse. Van a resolverse? Y sobre todo, si se preguntan por el debido cauce administrativo van a resolverse a tiempo? Necesitamos saber a qu atenernos ya en este 2021; necesitamos saber qu decir a los inversores. Sobre todo, necesitamos hacerlo bien.

Porque de eso va esto. Esto y todo. De hacerlo bien. Un incentivo fiscal al que se le ha tenido miedo, precisamente por no hacerlo siempre del modo ms correcto. Porque no se puede primar el beneficio econmico a lo que debera ser lo ms importante: sacar cada proyecto adelante. Cada historia que lo merezca. Cada idea que deba ser contada. De nada sirve dejarse artsticamente la vida en un proyecto, si luego no se le ofrece el cauce necesario para que pueda ser disfrutado sin sobresaltos jurdicos o econmicos. Es como aquel anuncio, que me marc de nio, que mostraba a Carl Lewis con zapatos de tacn. De nada vale ser el «Hijo del Viento» si no tienes las herramientas necesarias. De ah que, desde este texto, hagamos dos llamamientos: uno, para conseguir la seguridad jurdica y a tiempo. Otro, para que quienes tengamos la suerte (privilegio) de ayudar al sector, no pongamos las cosas ms difciles. Seamos cauce y no intermediarios. Seamos facilitadores.

Porque nos gustan los thrillers con emociones fuertes… pero en la pantalla, no en nuestras cuentas.

Todos juntos podemos crear. Podemos aspirar a lo ms alto. Podemos volver a escuchar gritar el nombre de «Peeeedroooo» y de otros espaoles en el Dolby Theatre. Nos han puesto la alfombra roja para seguir el camino. Aprovechmoslo.

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados