Propiedad intelectual: el ao de las pymes

La razn para que una pequea carpintera en una ciudad perdida de Dinamarca se convirtiera en el mayor fabricante de juguetes del mundo no fue solo el carcter emprendedor de sus fundadores.

Tampoco su capacidad de adaptacin -al pivotar dos veces, pasando de fabricar taburetes en madera a juguetes para, posteriormente, utilizar exclusivamente plstico-. Lo ms importante y que hizo de Lego la empresa que es hoy en da, fue una simple decisin: proteger su innovacin. El uso del sistema de conexin de sus piezas fue monopolizado a travs de una patente hasta bien entrados los aos 90 y cre una barrera infranqueable para sus competidores.

Aquella decisin se tom hace seis dcadas. Hoy, la globalizacin, el auge del comercio electrnico y la bsqueda de nuevos nichos de mercado sin explorar, los llamados ocanos azules, hacen que la proteccin adecuada de la innovacin generada por una pyme sea una cuestin ms crtica si cabe.

Por todo eso, la Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) ha escogido el lema La PI y las pymes: para que las ideas lleguen al mercado con motivo del da de la propiedad intelectual, que se celebra cada 26 de abril desde el ao 2000.

Las pequeas y medianas empresas han demostrado ser lderes en innovacin de productos y procesos fruto de la experiencia y habilidades adquiridas durante aos. Pero este liderazgo no es suficiente para operar con xito en los mercados nacionales e internacionales. Adems, es necesario proteger las ideas innovadoras que componen el conocimiento empresarial a travs de las herramientas que nos ofrecen los Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial; una cuestin en la que, en ocasiones, este tipo de empresas fallan en comparacin con organizaciones de mayor tamao. Marcas, diseos industriales, patentes o secretos empresariales son los cimientos de start up y pymes que aspiran a convertirse en empresas de crecimiento rpido.

Las ventajas para las pymes que generan estos derechos se pueden constatar constantemente. El ltimo ejemplo lo encontramos en un estudio encargado por la Oficina europea de la Propiedad Intelectual (Euipo) en el ao 2019 y que revela que el 54% de las pymes europeas experimentaron mltiples efectos positivos tras el registro de sus activos de Propiedad Industrial e Intelectual, como el aumento del volumen de negocio, de su reputacin o la posibilidad de acceso a nuevos mercados.

Pero como decamos, todava existe un gran porcentaje de pymes que no poseen derechos de propiedad intelectual registrados y dos son los motivos principales: el primero, la falta de conocimientos sobre la propiedad intelectual y sus beneficios, y el segundo, los econmicos, especialmente en el proceso de internacionalizacin de la empresa.

Aunque desde hace aos se ha hecho un esfuerzo considerable en la divulgacin del funcionamiento y ventajas del Sistema de Propiedad Industrial Intelectual -tanto por parte de las administraciones y organismos pblicos como de todos los agentes privados que contribuyen a su proteccin- muchas pymes, sobre todo las de menor tamao, continan sin acceder al mismo. Estas pymes se sitan en desventaja competitiva cuando un tercero infringe sus derechos o no llegan a conocer las posibilidades que ofrece esta proteccin en trminos de retorno econmico. Por ejemplo, el citado estudio de la Euipo confirma que solo el 13% de los titulares de derechos de PII han intentado obtener financiacin utilizando sus activos intangibles, activos que, por otro lado, muy pocas de ellos han valorado econmicamente.

La propiedad industrial como inversin, no como gasto

En cuanto al aspecto econmico, no todos los activos de propiedad intelectual o industrial tienen un coste elevado. Es cierto que el registro de una patente a nivel internacional puede conllevar un desembolso importante para una empresa pero, no obstante, ste es relativo al analizar por ejemplo las consecuencias de tener concedida una patente en un determinado pas y el retorno econmico que el monopolio sobre la comercializacin de un producto o el uso de un determinado procedimiento puede suponer para su titular.

Otros derechos tienen un coste muy contenido o casi inapreciable, y para muestra un botn: el registro de una marca de la Unin Europea, que otorga derechos durante diez aos en los veintisiete pases de la Unin, incluyendo un asesoramiento profesional que garantice su correcta presentacin, supone un gasto, en el peor de los casos, de cuarenta y cinco cntimos al da. Tambin roza el coste cero proteger un secreto empresarial, una vez implantadas las medidas para su mantenimiento.

Como conclusin, dentro de las capacidades de cada pequea o mediana empresa, la gestin activa de sus activos intangibles son clave para alcanzar el xito. Probablemente, la mayora no dispondr de recursos para hacerlo por s misma, pero podrn encontrar fuera suficiente informacin y el apoyo de profesionales para ello. Y es en esta toma de conciencia en lo que concentrar sus esfuerzos la OMPI durante el resto de 2021, un ao clave para la supervivencia y crecimiento de nuestras empresas, as como para nuestra economa.

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados