China dice que ayuda brindada a El Salvador no tiene intereses geopolíticos | Internacional | Noticias

EE. UU. cuestionó un acuerdo de $500 millones de cooperación que benefició al país centroamericano.

La embajada de China en El Salvador aseguró este jueves que no tiene intereses geopolíticos al apoyar al gobierno de Nayib Bukele, luego de que Washington cuestionara un millonario acuerdo de cooperación que benefició al país centroamericano.

Los proyectos de asistencia no reembolsable de China a El Salvador “no tienen ninguna consideración geopolítica”, aseguró la misión diplomática en un comunicado.

“China no ha utilizado nunca en el pasado ni utilizará en el futuro la asistencia exterior para interferir en los asuntos internos de otros países y mucho menos sacar beneficios propios”, agregó.

El martes la Asamblea Legislativa, dominada por los partidos aliados de Bukele, ratificó un acuerdo que en 2019 firmó el mandatario con China en el marco de una gira que realizó por ese país.

Se trata de 500 millones de dólares para construir un estadio, un muelle, una planta potabilizadora de agua, y una biblioteca, entre otras obras.

“500 millones de dólares en inversión pública no reembolsable y sin condiciones”, celebró Bukele, en alusión a anteriores iniciativas que impulsó Estados Unidos en El Salvador pero con menos fondos y que exigían una contrapartida de recursos a nivel local.

“Señor presidente, nada de China viene sin condiciones”, le respondió vía Twitter la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado estadounidense, Julie Chung.

“Ustedes son el mayor socio comercial de China”, le retrucó el mandatario.

Estados Unidos se distanció de Bukele luego de que la recién instalada Asamblea Legislativa, dominada por el oficialismo, destituyera el 1 de mayo a un grupo de magistrados y al fiscal general, provocando una condena internacional y de sectores de la oposición, que denunciaron un atropello a la separación de poderes.

Incluso la propia vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, aseguró que Washington debía “responder” ante las decisiones adoptadas en El Salvador.

Pero Bukele recibió el apoyo de Pekín. “China se opone firmemente al atropello por los países poderosos a las naciones que están luchando por su desarrollo, en condiciones menos favorables”, insistió la embajada este jueves en un comunicado.

El Salvador restableció relaciones diplomáticas con China en 2018, durante el gobierno de Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), y rompió lazos con Taiwán. (I)

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados