El origen del nuevo coronavirus todavía está bajo investigación

Casi 15 meses después de la aparición del covid-19 en el mundo, aún no se conoce con certeza su verdadero origen. La teoría de que el virus fue creado en un laboratorio en China ha tomado fuerza en las últimas semanas.

El periodista científico Nicholas Wade publicó en días pasados una investigación, en el Bulletin of Atomic Scientists, en la que asegura que lo más probable es que hubo una fuga del virus del SARS-CoV-2 del Instituto de Virología de Wuhan.

Esta teoría es compartida por 18 científicos del mundo que publicaron una carta en la revista Science en la que solicitan investigar los orígenes del virus de forma transparente, objetiva y basada en datos para descartar el escape accidental del SARS-CoV-2.

El virólogo experto en coronavirus de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, Stephen Goldstein, dijo a la revista Sinc que las probabilidades de un derrame zoonótico es pequeña, pero no improbable. A su criterio, en este momento es importante hacer una investigación creíble y exhaustiva del origen de la pandemia.

Wade, en su investigación, explica que, pese a tener una teoría sólida sobre el escape del virus, no hay una forma de probarlo mientras no se hagan públicos los registros del laboratorio de Wuhan. Sin embargo, explica que una de las formas de aclararlo es preguntarse cuál de los dos escenarios es el más factible: el que explica que el origen del coronavirus es animal, o el de la fuga del laboratorio.

En el primer caso, dice Wade, los murciélagos que albergan los virus más cercanos al SARS-CoV-2 habitan en las cuevas de Yunnan, en el sur de China y a 1 500 kilómetros de distancia de Wuhan, por lo que la infección tendría que haber empezado por los habitantes cercanos a las cuevas y no a tantos kilómetros lejos.

Además, para esa época, los murciélagos se encontraban en hibernación lo que hace cada vez más complejo poder asegurar que el coronavirus llegó a Wuhan sin dejar rastro de su origen en otro lugar.

El experto también explica que los virus necesitan tiempo para adaptarse a otros huéspedes y sufren varias mutaciones hasta lograr su adaptación, lo que no ocurrió en el caso del covid-19 que se adhirió casi de inmediato a las células humanas y no ha cambiado desde entonces. A su criterio, esta es una característica que “solo puede pasar con un virus cultivado en un laboratorio”.

Los primeros resultados de la investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen del virus señalan que lo más probable era que el virus saltara de un animal, posiblemente de un murciélago, al cuerpo humano. Era poco probable que el primer contagio pudiera llegar por comida congelada, y extremadamente improbable que se deba a un accidente o un escape de patógenos desde un laboratorio.

Sin embargo, la OMS publicó nuevas “observaciones” en las que aseguraba que todas las hipótesis siguen sobre la mesa y se realizarán nuevas investigaciones para alcanzar conclusiones más sólidas. Por lo que se enviará misiones adicionales a China con nuevos especialistas.

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados