Feriado y COVID-19 | Editoriales | Opinión

Por parte de la ciudadanía, debe haber receptividad para acoger las nuevas disposiciones, valorando los nuevos riesgos con que la pandemia se manifiesta,

Mañana jueves concluirá el estado de excepción con toque de queda, dispuesto para 16 provincias, que se inició el viernes 23 de abril. Luego del pronunciamiento del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional de que no se renovará la medida, hay expectativa por conocer qué acciones dispondrán los COE cantonales para que no decaiga el nivel de prevención ante el COVID-19.

La evaluación de los cuatro confinamientos prolongados fue positiva, se logró reducir el número de contagiados, lo que se evidenció en una disminución de ocupación hospitalaria. Sin embargo, el reporte del avance de la pandemia emitido por el Ministerio de Salud Pública el pasado lunes alertó de que el 60,1% de los casos confirmados de COVID-19 corresponde a personas de entre 20 y 49 años. También se incrementan los casos de niños y adolescentes contagiados con el coronavirus.

Ante tal situación, los COE cantonales deberán analizar con sumo cuidado las medidas que adoptarán para contener los contagios, a la vez que las normativas locales guarden concordancia con cantones vecinos y faciliten una prudente movilidad, tan necesaria para que la dinámica comercial pueda subsistir.

En el caso de Guayaquil, el alcalde encargado ha anunciado que el COE cantonal analizará mañana la situación epidemiológica en la ciudad, escuchando la opinión ciudadana, al sector médico y al comercial, para tomar las medidas necesarias que permitan controlar la pandemia.

Este fin de semana sin estado de excepción coincide con el feriado del 24 de mayo, día en que se conmemora la batalla del Pichincha, y con el cambio de mando presidencial. Por parte de la ciudadanía, debe haber receptividad para acoger las nuevas disposiciones, valorando los nuevos riesgos con que la pandemia se manifiesta, entre ellos, el que corren los niños y adultos jóvenes. Esto en medio de escasez de medicinas que tal vez no se solucione hasta que asuma el nuevo Gobierno. Por ese motivo, el sentido común dicta evitar las fiestas y aglomeraciones. (O)

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados