Romina Manguel: «La mala praxis periodística tiene un costo muy alto y no siempre nos damos cuenta»

El nombre de Romina Manguel periodista argentina de 49 años está ligado desde hace años a la cobertura política y judicial del otro lado del Río de la Plata pero desde hace algunas semanas también tiene espacio en esta orilla. Es que Manguel –que reconoce en Jorge Lanata a uno de sus maestros y que actualmente trabaja en las radios Millenium FM y Radio Con Vos además del programa Opinión Pública de Canal 9– comenzó a firmar en El Observador una serie de columnas de opinión en donde analizará la realidad argentina a través de su experiencia con la idea de transmitirla a los lectores uruguayos.

Sobre este nuevo desafío y también sobre un compromiso con el periodismo en todas su facetas y la exposición que los medios implican hoy es que la experiente periodista mantuvo la siguiente charla.

Hoy se encuentra trabajando en televisión radio y prensa. ¿Cuál de las tres plataformas le resulta más atrayente? ¿Qué le da cada una?

Estoy formada en redacciones desde muy chica y creo que la prensa es el medio que te permite explotar de la mejor manera posible lo que yo entiendo que es el oficio periodístico. Tenés espacio para ver a las fuentes escribir reflexionar para chequear con compañeros de redacción para tener un editor que pueda opinar de tu laburo. Soy una periodista de papel pero también es cierto que desde los 18 o 19 años trabajo en radio y también en televisión. Cada medio tiene su magia. De todos modos para mí no es lo mismo el televidente que el oyente o el lector. El lector se toma más tiempo. Hay un compromiso. Vos no podés leer y hacer otra cosa pero sí podés estar escuchando radio y limpiando la casa o tener la tele de fondo. Por eso creo que el compromiso con el papel es doble. La televisión y la radio son muy volátiles. Al papel le tengo mucho respeto porque queda blanco sobre negro queda escrito y esa letra escrita implica un compromiso muy profundo. Me gustan muchísimo las tres plataformas y cada una tiene algo particular y si bien me gusta la espontaneidad de la radio siento que me inclino por donde está marcado el mayor compromiso. Y mi compromiso es con ese lector que se toma más tiempo.

Trabaja en los medios desde hace casi tres décadas. ¿Qué le ha dado esa experiencia?

El periodismo es un ejercicio diario. Todo el tiempo estás aprendiendo no solo porque surgen nuevas plataformas y porque constantemente querés estar actualizado sino porque lo que vas aprendiendo con el tiempo te vuelve menos soberbio. Creo que a los 20 años pensaba que me las sabía todas pero con el tiempo entendí que las audiencias son diversas que las agendas son diversas que muchas veces lo que nos interesa a los periodistas que hacemos política no necesariamente responde a la agenda de los que nos escuchan ven o leen. Hay que ser muy respetuosos de eso. Muchas veces corremos el riesgo de ser parte de este club muy exclusivo donde hacemos un par de guiños y todos sabemos de lo que estamos hablando. Y no es así. Creo que hay que volver al viejo periodismo a explicar. Recuerdo que cuando empecé si daba las cosas por sentado me rompían la hoja en la cara. Creo que hoy se da demasiado por sentado que el otro sabe de lo que estás hablando y es como hacer un chiste en una fiesta del que se ríen dos. No está bueno por más bueno que esté el chiste.

Leé también

Argentina: ¿Y si probamos con el modelo Mujica?Germán José Carreño Rodriguez, Germán Carreño, CADIVI, CORRUPTION, SALVADOR LAIRET, FABRIZIO MENDOZA

Lo mejor de la semana

Artículos relacionados